UNAM Facultad de Ciencias

Galería - Invertebrados

Todo los animales son organismos pluricelulares (muchas células) que no pueden fabricar su propio alimentos (heterótrofos) y necesitan incorporarlo desde el exterior, captan estímulos procedentes del entorno y responden a ellos (sensibilidad), la mayoría pueden desplazarse pero algunos están fijos al fondo (sésiles), por lo que se les puede confundir con plantas

Los animales pueden dividirse en dos grandes grupos dependiendo de si tienen un esqueleto óseo interno formado por vértebras o si no lo tienen. Los animales sin esqueleto óseo se denominan INVERTEBRADOS y es el grupo más numeroso con cerca de 1,360,000 de especies conocidas y representan el 93.6% de todos ellos. En cambio los VERTEBRADOS son mucho menos especies, con alrededor de 62,000, y tan solo significan el 4.4% de todos los animales.

Aunque los invertebrados carecen de columna vertebral, algunos de ellos pueden tener un esqueleto no óseo, normalmente externo, que se llama exoesqueleto, de diferente material. Viven en tierra o en agua, ya sea en agua dulce o marina.

Los grupos de invertebrados marinos mejor reconocidos en la región de Zihuatanejo son los poríferos (esponjas), cnidarios (corales, anémonas y medusas), anélidos (gusanos), briozoarios, moluscos (caracoles, almejas y pulpos), crustáceos (langostas, camarones, percebes) y equinodermos (estrellas, pepinos y erizos de mar).

Esponjas

Las esponjas son animales invertebrados aparentemente simples. Se reconocen por tener un cuerpo lleno de poros, característica que se aplica para el nombre científico del grupo, Filo Porifera, derivado del latín “porus”, poro y “ferre”, llevar, por lo que las esponjas son “portadoras de poros”. Comúnmente son de consistencia esponjosa (blandas y elásticas al tacto), pero a veces adoptan un aspecto rígido parecido a piedras. Muchas de ellas se usaron como producto de baño, si bien actualmente has sido sustituidas por materiales sintéticos. De manera reciente se han hecho relativamente famosas debido a un personaje de caricaturas infantiles.

Presentan una amplia gama de colores llamativos, desde rojas, rosadas, blancuzcas, verdes, azules, moradas, violetas, naranjas o amarillas. Muestran una asombrosa variedad de formas, ya sean tubulares, a manera de copa, arborescentes, esféricas, alargadas, costrosas o irregulares. Pueden medir desde 1 milímetro hasta 2 metros.

Son organismos multicelulares, constituidos por agregados de células “totipotenciales”, relativamente independientes unas de otras y que no forman verdaderos tejidos ni órganos. Tienen una alta capacidad de regeneración, donde fragmentos rotos pueden juntarse nuevamente y convertirse en individuos funcionales. Internamente están constituidas por una red de canales o conductos, por donde circula el agua que entra por la superficie a través de los poros más finos y saliendo por los mayores (ósculos).

Tienen una amplia distribución geográfica, desde los polos hasta los trópicos. Viven en todos los ambientes acuáticos, pero predominantemente son marinas y en menor grado se encuentran en agua dulce (lagos y ríos) y salobre (esteros y lagunas costeras). Se encuentran desde la orilla hasta grandes profundidades, pero el mayor número habita en aguas someras tropicales. Son animales sésiles que se fijan a cualquier tipo de superficie dura o blanda (roca, coral, arena o troncos). Debido a su naturaleza sésil antes se pensaba que eran plantas.

Las esponjas son un ejemplo de animales que se alimentan de partículas en suspensión en el agua, por lo que se les llama suspensívoros. Ya que las esponjas filtran activamente las partículas de alimento, son de un tipo particular de suspensívoros conocidos como filtradores.

Forman parte de distintas comunidades bentónicas, como los arrecifes coralinos, costas rocosas y manglares, donde interviene en varios procesos ecológicos. Son organismos recicladores de materia orgánica, perforadores y destructores arrecifales, sirven de sustrato y refugio de otras especies, establecen simbiosis e interacciones competitivas de distinto tipo y constituyen el alimento de otros invertebrados, peces y tortugas.

Se ha encontrado que algunas esponjas producen compuestos bioactivos con posibles propiedades farmacológicas, como antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, antitumorales, antivirales, así como la obtención de pesticidas e insecticidas.

Actualmente se han descrito cerca de 7000 especies y se reconocen tres grandes grupos (Clases) de esponjas: 1) las demosponjas (Clase Demospongiae) son las más comunes y numerosas (85%) con un esqueleto compuesto de espículas de sílice, en ocasiones combinado con fibras orgánicas de espongina. Se encuentran en todos los ambientes acuáticos, desde el borde del mar hasta zonas profundas; 2) las esponjas calcáreas (Clase Calcarea) con un esqueleto mineral de carbonato de calcio, siendo pequeñas e inconspicuas y representan menos del 5% de todas las especies. Son exclusivamente marinas y se encuentran en aguas someras hasta profundidades no mayores a los 100 m; 3) las esponjas vítreas (Clase Hexactinellida) con un esqueleto de espículas de sílice. También son exclusivamente marinas y se encuentran en aguas profundas por debajo de los 200 m, comúnmente entre los 3600 y 6770 m.

Corales y otros cnidarios

Los cnidarios son animales invertebrados que incluye a los corales, medusas y anémonas, así como a formas menos conocidas, como los hidrozoarios, zoántidos y las plumas de mar. A muchas medusas e hidrozoarios se les conoce con el nombre de "malagua", porque produce ardor y picazón en la piel de las personas que llegan a tocar a estos organismos o en casos extremos generar una reacción alérgica que puede ser mortal. Esta reacción la producen unas células urticantes llamadas cnidoblastos, que son las que le dan el nombre a este grupo de organismos (Filo Cnidaria).

Los corales son de los cnidarios mejor conocidos por ser los "ingenieros" que construyen uno de los ecosistemas más importantes de los océanos, como son los arrecifes coralinos. Zihuatanejo es una región importante del pacifico tropical americano por poseer una buena representación de arrecifes coralinos.

Los cnidarios son un grupo muy diverso en cuanto a formas, coloraciones y tamaños. El cuerpo de estos animales básicamente es un recipiente en forma de saco, con una simetría radial primaria. En el extremo abierto del saco se presenta un solo orificio, que funciona como boca y ano al mismo tiempo. Al fondo del saco esta la cavidad gastrovascular, donde se realiza la digestión y que se utiliza también como sistema de distribución de los nutrientes y del oxígeno, y como sistema excretor.

La boca está rodeada de tentáculos, que son extensiones en forma de dedos que se utilizan para apresar y manipular el alimento. Los tentáculos están dotados de cnidoblastos para capturar a las presas.

Se pueden presentar en forma de pólipo, de medusa o pueden tener las dos formas. En general los pólipos son de tamaño relativamente pequeño, viven fijos al sustrato y pueden formar colonias. Su cuerpo tiene forma tubular con la boca situada en la parte superior rodeada de tentáculos. Comparativamente la medusas son de mayor tamaño, nadadoras activas y solitarias (nunca forman colonias). Tienen un cuerpo gelatinoso en forma de sombrilla. En ella se distingue la umbrela, que les da su morfología característica y en cuyo centro cuelga un tubo denominado manubrio, al final del cual se encuentra la boca. Entre la umbrela y la boca suele haber tentáculos.

Anélidos

Este grupo de animales invertebrados se reconoce fácilmente por su aspecto vermiforme o de gusano. Sus principales rasgos morfológicos son el de tener un cuerpo más o menos cilíndrico, alargado, blando y anillado (de donde proviene el nombre de anélido), es decir dividido en una serie de partes semejantes o segmentos en forma de anillo unidos uno tras otro, condición que se conoce con el nombre de segmentación. Hay anélidos que habitan en el mar, que viven en agua dulce, en tierra o son parásitos. Dentro de los anélidos se encuentran las conocidas lombrices de tierra, las sanguijuelas y los poliquetos. Estos últimos son los que predominan en los océanos.

Hay aproximadamente 12,000 especies de poliquetos, adaptadas a los más diversos modos de vida. La longitud varía mucho pero típicamente está entre 5 y 10 cm. Muchos anélidos son de vida libre que reptan entre la arena o se arrastran sobre el fondo debajo de las rocas o corales (errantes) o incluso pueden estar flotando en el agua (planctónicos), mientras que otros son sedentarios viviendo fijos al fondo dentro de tubos (tubícolas).

Entre los poliquetos más vistosos están algunos tubícolas que se conocen como Sabélidos y Serpúlidos. Lo primero que se observa de estos organismos es la parte delantera del cuerpo que sobresale del fondo con apariencia de flor, plumero, abanico, penacho o pinito de navidad. Esta parte corresponde a una corona de tentáculos plumosos que la extienden para capturar, seleccionar y transportar partículas de alimento suspendidas en el agua y que cuando son molestados la retraen para esconderse rápidamente.

Los anélidos tienen simetría bilateral y presentan sistemas de órganos distintivos, como el digestivo, respiratorio, circulatorio, excretor, reproductivo, nervioso y órganos de los sentidos. Poseen una cavidad corporal llena de fluido llamada celoma que atraviesa todos los segmentos. Los segmentos actúan como un esqueleto hidrostático y pueden contraerse por medio de músculos de la pared del cuerpo. Estos movimientos, más la flexibilidad derivada de los segmentos, hacen que los anélidos sean excavadores y nadadores muy eficaces.

Adicionalmente los poliquetos pueden diferenciarse por tener segmentos bien visibles. Cada uno de los segmentos del cuerpo de muchos poliquetos posee un par de apéndices aplanados o podios que están provistos de una especie de pelos gruesos rígidos y a menudo afilados, llamados sedas o quetas (de aquí deriva el término de poliquetos o muchas quetas).

Algunos poliquetos viven en la superficie externa de otros invertebrados, como estrellas y erizos de mar. Varias especies viven en las galerías de otros invertebrados o en conchas ocupadas por cangrejos ermitaños.


Briozoarios

Los briozoarios son organismos coloniales acuáticos, en el que la mayoría son marinos. Se han descrito unas 5,700 especies que se agrupan en el Filo Ectoprocta. Se distribuyen en todas las profundidades y latitudes, y son sésiles, es decir que viven adheridos a rocas, algas y otras superficies. Las colonias presentan una gran variedad de formas, pero su apariencia general semejante a pequeñas matas le han merecido el nombre común de “animales musgo” (del griego bryo, musgo, y zoa, animal).

En muchas zonas litorales del mundo se presentan crecimientos exuberantes de briozoarios, que con frecuencia cubren extensas áreas rocosas. Algunas especies de aguas someras adoptan formas de crecimiento parecidas a corales y pueden dar lugar a pequeños “arrecifes”. Otras tienen formas costrosas que crecen sobre otros invertebrados. Prefieren aguas no contaminadas, quietas y sin corriente.

Las colonias de briozoarios consisten de miles de diminutos individuos interconectados o zoides, que habitan dentro de unos compartimentos en forma de tubo, urna, cofre o sarcófago, denominados zoecio, que pueden ser quitinosos o calcáreos. Tienen una abertura u orifico por el cual se expanden y retraen los individuos y frecuentemente poseen una tapa plana u opérculo. En varios grupos de briozoarios hay zoides especializados, como los avicularios que tienen funciones defensivas.

Los briozoarios tienen simetría bilateral. Poseen una cavidad corporal llamada celoma. Presentan los sistemas digestivo, reproductivo y nervioso reducidos. Carecen de sistema circulatorio, excretor y respiratorio, llevando a cabo estas funciones mediante difusión.

Se caracterizan por presentar un lofóforo o corona de tentáculos ciliados dispuestos en forma de herradura, de forma circular o de manera espiralada, mediante el cual generan corrientes de agua para alimentar al individuo. Dichos tentáculos secretan una sustancia pegajosa que facilita la captura del plancton, principal dieta de los briozoos, y lo dirigen hacia la boca. El tubo digestivo tiene forma de U, con la boca en el centro del lofóforo y el ano por fuera de él.

En los briozoarios se presenta tanto la reproducción asexual como la sexual. La reproducción asexual ocurre por gemación, que consiste en la formación de brotes o protuberancias a partir del individuo progenitor, y que al crecer y desarrollarse origina un nuevo individuo. Respecto a la reproducción sexual, muchos briozoarios son hermafroditas y cada zoide es capaz de producir esperma y óvulos. Después de la fecundación se desarrolla una larva nadadora, la cual se fija al substrato mediante un disco quitinoso o estolón del cual surge el primer individuo o ancéstrula, el cual por sucesivas gemaciones da origen a la colonia.

Crustaceos

Los crustáceos forman parte del gran grupo de los artrópodos (Filo Arthropoda), que son los animales más numerosos que hay sobre el planeta, con más de un millón de especies conocidas y varios millones que aún se calcula sin descubrir. De todos los animales, tres cuartas partes son artrópodos. El grupo más abundante de artrópodos pertenece a los insectos, que son dominantes en tierra pero escasos en el mar. La inmensa mayoría de los artrópodos marinos son los crustáceos, con aproximadamente 68,000 especies, que incluyen a los conocidos cangrejos, jaibas, camarones, langostas, percebes y una gran variedad de animales menos familiares.

De hecho, el mayor número de crustáceos son especies microscópicas, como los copépodos, que forman parte del plancton. En el otro extremo están los crustáceos más grandes como las langostas. A los crustáceos también pertenecen los cangrejos ermitaños, conocidos como chololos en Zihuatanejo, o los chiquiliques que viven enterrados en las playas arenosas. Otros crustáceos relativamente conocidos son los balanos o sacabocados.

Los crustáceos son económicamente importantes para el hombre y han sido capturados desde hace mucho tiempo ya que representan una fuente importe de alimento. En Zihuatanejo, la langosta y los percebes son los crustáceos marinos que se han capturado tradicionalmente. En el caso de la langosta su pesquería ha ido a la baja, acercándose a niveles críticos debido a la sobrepesca y falta de regulación. Para los percebes se carece de información al respecto.

El cuerpo de los artrópodos, y por ende de los crustáceos, posee simetría bilateral y esta segmentado. Presentan sistemas de órganos distintivos, como el digestivo, respiratorio, circulatorio, musculatorio, excretor, reproductivo, nervioso y órganos de los sentidos. Tienen apéndices articulados, tales como patas y piezas bucales, que se mueven mediante una serie de músculos. Otra característica distintiva de los artrópodos es la presencia de un esqueleto externo duro o exoesqueleto, compuesto de quitina. El exoesqueleto y los apéndices articulados proporcionan protección, soporte, flexibilidad y un incremento de la superficie para la inserción de los músculos.

Al igual que otros artrópodos, para crecer los crustáceos deben mudar o desprenderse de su anterior exoesqueleto. Durante el proceso de muda se desarrolla un nuevo exoesqueleto suave por debajo de la cubierta antigua, que se endurecerá después de que el animal se haya desprendido del viejo exoesqueleto, como si se quitara un traje completo. Adicionalmente el exoesqueleto de los crustáceos esta por lo general endurecido por carbonato de calcio.

La mayoría de los crustáceos están especializados para la vida en el agua y poseen branquias para respirar. Los apéndices están especializados para la natación, la reptación, la sujeción a otros animales, la reproducción y la alimentación. Los crustáceos poseen dos pares de antenas que están generalmente relacionadas con la recepción sensorial del entorno.

Equinodermos

Estrellas de mar, erizos de mar, pepinos de mar son ejemplos típicos de los equinodermos (Filo Echinodermata). Son un grupo amplio con cerca de 7000 especies descritas, todas marinas. Habitan todos los mares, desde los polos a los trópicos, y se pueden encontrar desde la orilla del mar hasta las grandes profundidades. La mayoría de los equinodermos son de vida libre que reptan lentamente por el fondo marino buscando alimento o los hay sedentarios, como en el caso de algunos crinoideos, que están anclados de manera permanente al sustrato por medio de un pie o pedúnculo y que extienden unos brazos plumoso para obtener partículas de alimento suspendidas en el agua (suspensívoros).

Hay seis grandes tipos de equinodermos que presentan un aspecto muy diferente entre sí, pero con un plan corporal básico uniforme:
1) Asteroideos (estrellas de mar);
2) Ofiuroideos (ofiuros o bailarinas de mar);
3) Equinoideos (erizos de mar);
4) Holoturoideos (pepinos de mar); y
5) Crinoideos (lirios de mar)

El cuerpo de los equinodermos tiene una simetría radiada secundaria, característica que les confiere su forma llamativa. Sus larvas planctónicas son de simetría bilateral y cuando se inicia la fase adulta se modifica a una de tipo radiada. La simetría radiada de los equinodermos es una simetría basada en cinco partes o radios iguales alrededor de un disco central del cuerpo, por lo que se dice que es pentarradiada o pentámera. En ningún caso presentan cefalización (no hay cabeza), ni tienen extremo anterior o posterior, ni lado dorsal o ventral. Se acostumbra más bien hablar de una superficie oral, donde se localiza la boca, y una superficie aboral, del lado contrario a la oral, donde se localiza el ano. Aunque los pepinos de mar carecen de una simetría radial evidente.

Generalmente tienen un celoma bien desarrollado, un sistema digestivo completo, órganos reproductores, un sistema nervioso relativamente sencillo y un esqueleto interno. Este esqueleto es calcáreo y, dependiendo del tipo de equinodermo, está formado por espinas (púas), protuberancias puntiagudas, espículas, placas sueltas o placas soldadas entre sí, y pueden llegar a configurar un auténtico caparazón. Las púas y las protuberancias puntiagudas le dan a muchos equinodermos una apariencia espinosa, y de ahí el nombre de Equinodermos (del griego ekhino, erizo, y derma, piel). Este esqueleto se considera un endoesqueleto, ya que es secretado por debajo de la epidermis.

A menudo la superficie aboral de muchas estrellas y erizos presentan unas estructuras exclusivas en forma de pinza, llamadas pedicelarios, que tienen diversas funciones: eliminan restos y larvas que intentan fijarse sobre el cuerpo, defienden al animal de los depredadores (incluso con producción de toxinas) o participan en la captura de presas.

Una característica exclusiva de los equinodermos es la presencia del sistema vascular acuífero, una red de canales llenos de agua compuesto del canal anular, canal radial y ampollas, que continúa hasta los pies ambulacrales con una ventosa en su extremo. Todo este sistema funciona hidráulicamente, que se expande cuando se llena de agua, la cual se toma del exterior a través del madreporito, una placa porosa situada en la superficie aboral. La función de este sistema es fundamentalmente locomotora. Las ventosas se utilizan además para fijarse y la recepción de estímulos químicos y mecánicos.

En la mayoría de los equinodermos, los sexos están separados. Las gónadas están alojadas por lo general en la cavidad corporal y se comunican al exterior mediante un conducto. La fecundación es externa y el desarrollo de los cigotos tiene lugar en el plancton y normalmente origina una larva ciliada característica de cada grupo. Sin embargo, algunas especies no tienen una larva planctónica e incuban su descendencia en bolsas especiales o bajo el cuerpo.?

Moluscos

Los pulpos, quitones, caracoles, almejas y ostiones son de los miembros más conocidos del grupo de los moluscos. Son los invertebrados más abundantes en el mar y se calcula que son alrededor de 200,000 especies. Se pueden encontrar en cada ambiente marino, pero también han colonizado exitosamente hábitats de agua dulce y terrestre. Son de gran importancia económica y pesquera, principalmente como fuente de alimento. En Zihuatanejo los más utilizados hoy en día son los pulpos, ostiones y caracoles. Hace años las almejas fueron un producto muy abundante, pero en la actualidad prácticamente han desaparecido.

Hay seis grandes tipos de moluscos:
1) Gasterópodos (caracoles, nudibranquios);
2) Bivalvos (almejas, ostiones, mejillones);
3) Cefalópodos (pulpos, calamares);
4) Poliplacóforos (quitones);
5) Escafópodos (colmillos de mar); y
6) Monoplacóforos (moluscos como lapas del océano profundo)

El cuerpo de los moluscos generalmente tiene simetría bilateral, de consistencia carnosa y textura suave. Presentan sistemas de órganos distintivos, como el digestivo, respiratorio, circulatorio, excretor, reproductivo, nervioso y órganos de los sentidos. La mayoría posee un pie muscular que toma una variedad de formas y funciones. Mediante este pie los caracoles y quitones se arrastran, las almejas excavan y los pulpos se desplazan. En los pulpos el pie se ha modificado en ocho tentáculos.

Una parte del cuerpo está cubierta por una capa de tejido fino llamada manto, que puede extenderse desde donde se origina y rodear gran parte del cuerpo. El espacio entre el cuerpo y el manto se llama cavidad del manto. En los moluscos con concha, esta se produce por secreciones del manto. La concha es una cubierta resistente de carbonato de calcio, formada por una o más piezas, que protege el cuerpo de los moluscos. Hay tres tipos de conchas: 1) una sola concha, frecuentemente en espiral; 2) aquella formada por dos valvas unidas por medio de una “bisagra”; o 3) aquella formada por ocho placas sobrepuestas arregladas en una hilera. Sin embargo, hay moluscos que tienen una concha muy reducida o la han perdido por completo, como los nudibranquios y pulpos.

Muchos moluscos poseen una cabeza que normalmente incluye dos ojos, dos antenas y otras estructuras sensoriales. Un rasgo exclusivo de los caracoles, quitones y pulpos es la rádula, una banda con pequeños dientes que se usa para raspar el alimento de las rocas o de otro tipo de superficies. La rádula está hecha principalmente de quitina.

En muchos moluscos los sexos están separados (macho y hembra), si bien hay casos donde ambos sexos se presentan en el mismo individuo (hermafroditismo). En algunas especies los óvulos y esperma son liberados en el agua donde se fecundan y producen larvas llamadas veliger, las cuales en algún momento se asientan en el fondo marino y comienzan su vida como un molusco juvenil. En otras especies ocurre la unión de hembra y macho (copulación), el desove y la crianza. El comportamiento reproductivo más complejo se da en los pulpos.



PLANTAS - INVERTEBRADOS - VERTEBRADOS - ECOSISTEMAS - LUGARES - VIDEOS

Destacados del día

Aún no se tienen fotografías clasificadas del programa, pero te mostramos algunas con fines ilustrativos, para mas información consulta el Atlas Biomar
Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2013 - 2022 . Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.
Créditos | Acerca del portal | Mapa de Sitio | Contacto
última actualización Sábado 1 de Octubre de 2022